astrónica
Introducción de Astrónica

Estamos inmersos en un campo energético cuyas influencias —sin nosotros saberlo— son aprovechadas por la parte objetiva (i.e., impersonal o subconsciente) de nuestro ser.

Dichas influencias, en ciertos momentos, avivan determinados atributos o cualidades de nuestra constitución. A su vez, las características así activadas en nosotros sigilosamente nos ayudan a llevar adelante los diferentes aspectos de nuestros asuntos, de acuerdo al tipo de influencia que esté vigente en un momento dado.

Como dije, esto se lleva a cabo en el área subconsciente de nuestro ser, por lo que nuestra parte consciente, nuestro Ego, no se entera de ello. Este desconocimiento, junto con el libre albedrío que tenemos, desafortunadamente, sin nosotros quererlo y sin notarlo, nos permite actuar en contra del beneficio que nuestra subconsciente nos quiere brindar. Y esto, en demasiadas ocasiones, es lo que nos impide progresar y vivir bien.

En Astrónica, la parte impersonal y subconsciente de nuestro ser es llamada Esencia, y nuestro Ego, parte pensante o consciente, se denomina Persona. Por lo tanto, nuestra Esencia es la que se apega y hace buen uso de las influencias antes mencionadas. Y nuestra Persona trata de salir adelante en la vida conforme a lo que nos han inculcado, lo que nos gusta, lo que tememos y lo que hemos aprendido sobre la marcha.

Entre otras cosas, nuestra Esencia trata de ayudarnos a conocer y a ocuparnos de nuestro Tipo Ideal de Ocupación y luego, más adelante, de nuestro Propósito de Vida. Y esto lo hace con la ayuda de una docena de atributos y habilidades innatas que cada uno de nosotros tiene, todo ello bajo la cúpula de energías-fuerzas que nos envuelven a todos.

En cambio, nuestra Persona, que por lo general no sabe, o no cree, que está vinculada a una Esencia, ni que hay influencias naturales que condicionan nuestro comportamiento, trata de "adivinar educadamente" lo que debemos hacer para salir adelante. El problema es que muchas veces la línea de acción escogida por la Persona (i.e., por nuestro libre albedrío), sin quererlo, "sabotea" la acertada acción de nuestra Esencia. Esto, en pocas palabras, es la causa de todos nuestros males; es la razón por la cual no logramos salir adelante en la vida.

Ahora bien, si la Persona, es decir, nosotros mismos, a nivel consciente, decidiéramos actuar en consonancia con el proceder de nuestra Esencia, finalmente lograríamos avanzar de manera productiva y exitosa. Si nos atreviéramos a conocer y realizar lo que por diseño intrínseco nos corresponde hacer, haciendo pleno uso de nuestras verdaderas habilidades y cualidades, conforme a lo que las influencias naturales despiertan en nosotros, entonces —y sólo entonces— lograríamos obtener el éxito, la felicidad y la prosperidad que la vida está dispuesta a darnos. Nuestro destino está en nuestras manos.

De ésto es lo que trata Astrónica, de ayudarnos a vivir en armonía con los Principios Universales que rigen a nuestro ambiente, a todo lo que contiene y a nuestro ser personal. Hacia esto es a lo que apuntan las aplicaciones de este website. Aprovecha la información que te brindan.


Volver a la Pagina Anterior...